9 de octubre de 2018

¿Dónde están las memorias del teniente general Alberto Castro Girona?



Sabemos por referencias que pudieron salir hace varios años a la venta en la casa de subastas y antigüedades "Durán" de Madrid. Si sabes algo de ellas nos gustaría que te pusieses en contacto con nosotros. 

Nos gustaría saber si dice algo de sus orígenes familiares y de Autillo. 

Gracias.

7 de octubre de 2018

1936: El comienzo de la Guerra Civil en Autillo según sus actas municipales




Quizá por la proximidad en el tiempo, muchos españoles piensan que el yugo y las flechas tienen su origen en la simbología franquista, al igual que otros emblemas utilizados en el escudo español durante la dictadura. Nada más lejos de la realidad, el franquismo tomó el símbolo de los Reyes Católicos. De este modo, Fernando de Aragón había adaptado el yugo como emblema personal e Isabel lo había hecho con las flechas.




22 de julio. Acto de reposición del Ayuntamiento anterior. En virtud de un escrito del nuevo gobernador civil se repone como alcalde a don Macario Gutiérrez Santiago. Don Agustín Castro entregó la vara de alcalde sin protesta ni reserva alguna, incluso firmó el acta de su destitución. Continúan en el cargo los mismos concejales electos del día 16 de mayo.


26 de julio. Se expresa la enorme alegría que supone el Alzamiento Nacional. Se acuerda abrir de inmediato una suscripción en metálico para sufragar los gastos de la reciente sublevación militar, y que se entregará al gobernador civil militar de la provincia. El ayuntamiento encabezará la suscripción popular con 100 pesetas.

16 de agosto. Se aclara que no se celebraron las sesiones del día 2 ni del 9 de agosto por estar todos ocupados en las labores de la cosecha. Renuncia a su cargo el veterinario de Autillo y Abarca, don Pedro Aparicio Matía para ocupar su cargo en Jarandilla de la Vera (Cáceres). Mientras tanto le sustituiría el veterinario de Fuentes. Tampoco se celebró la sesión del 23 de agosto por estar todos en las faenas del campo.

30 agosto. Se acuerda celebrar una fiesta de reposición del crucifijo en las escuelas públicas, con toda pompa y solemnidad, ya que el crucifijo había sido retirado de las aulas cinco años atrás, con la llegada de la República.

Se abrió una suscripción popular para donar víveres destinados a las fuerzas sublevadas, y el Ayuntamiento la encabezó con 100 pesetas de sus fondos para adquirir 75 kilos de garbanzos. Se acuerda suprimir la música y dulzaina de ese año para la fiesta de Santa Eufemia, y que a cambio se dé mayor solemnidad a los actos religiosos con un sermón pagado por el ayuntamiento.

El alcalde de Villarramiel le pasa factura al de Autillo por los gastos de gasolina y aceite de un viaje de una camioneta a Bustillo del Páramo, requisada para atrapar a un vecino de Autillo huido el 22 de julio y que fue capturado el día 4 de agosto. Ascendió a 35,35 pesetas por 30 litros de gasolina y 5 de aceite. Se destinaron además 10 pesetas para la erección de un monumento a Onésimo Redondo de Falange Española.

4 septiembre. A propuesta del presidente de la Diputación provincial de Palencia se abre una suscripción municipal para comprar un avión que se llame “Palencia”, destinado al Ejército Nacional. El ayuntamiento de Autillo contribuyó con 1.000 pesetas, detrayéndolas del capítulo de obras públicas y cargándolas al capítulo de imprevistos. El 6 de septiembre fue fiesta local cuando se repuso el crucifijo en las escuelas y se colocó la bandera nacional en el ayuntamiento.

17 de septiembre. Se nombra a Octaviano Vidal Pérez veterinario interino de Autillo y Abarca. Tenía 24 años de edad y era natural de San Román de la Cuba, residente en Villalcón.

20 de septiembre. Se aprueba la factura de 15.35 pesetas por las telas para confeccionar las banderas Nacional y de Falange.

4 octubre. El ayuntamiento se congratula por la toma de Toledo y la elección de Franco como el jefe de gobierno del Estado Español y generalísimo del Ejército. No se hace alusión a que un autillano fue uno de los defensores del Alcázar, sin duda por desconocimiento del hecho.

16 de noviembre. En virtud de una orden se conforma una nueva gestora municipal. Se confirma a Macario Gutiérrez Santiago, José Liébana Lesmes, Teódulo Tejerina Asensio y Félix Herrador Castillo. Se sustituye a Isaac Martín Escobar, Tomás Fernández Urbón y a Eleuterio Martín Caballero. Se nombra a Cipriano Castro Andrés, José Ruiz Gregorio y Vicente Castro Vargas. Por unanimidad permanecen en sus cargos el alcalde, Macario Gutiérrez Santiago, y de teniente de alcalde José Liébana Lesmes. Se forman las comisiones de Policía Urbana, la de Policía Rural, de Fomento y Obras Públicas y la de Hacienda y Presupuesto.

21 de noviembre. Se le reconocen dos quinquenios al médico del pueblo y de Abarca, de cuarta categoría, don Marcelino Estébanez de Cea. Su sueldo era de 2.500 pesetas anuales. El ayuntamiento de Autillo le abonará al médico 180 pesetas por cada quinquenio, y el de Abarca 70 pesetas, tomando como base para el reparto el censo de 1930.

25 de noviembre. Se aprueba el presupuesto para el año siguiente. Se prevé un gasto de 22.212,19 pesetas, donde se lleva la palma la partida de beneficencia con 4.140 pesetas. Le sigue salubridad e higiene con 3.020 pesetas; personal y material de oficinas 3.820 pesetas, frente a 478 pesetas para instrucción pública y solo 75 para obras públicas. Estos gastos se compensarían con una cifra total equivalente en ingresos. Unas 10.400 pesetas provendrían de contribuciones, otras 2.650 del arrendamiento de bienes comunales.


Por Marcial de Castro.


1 de octubre de 2018

Alberto Castro Girona junto a relevantes personajes históricos



En agosto del próximo año se conmemorará el cincuentenario del fallecimiento del teniente general Alberto Castro Girona. En nuestro blog nos proponemos tributar un homenaje al personaje autillano de mayor relevancia de la historia local. En los próximos meses iremos publicando abundante material gráfico relativo a su persona y a su brillante y malogrado hermano, Carlos Castro Girona. 

Comenzamos esta serie de artículos contrastando su relevancia histórica con varias de las figuras más importantes de la década de los años 20 y años 30 del siglo pasado en España. 




Con Sanjurjo año 1921 






Con Sanjurjo a caballo






Con Franco, Millán Astray (bajo la bandera) y Sanjurjo. Foto publicada en enero de 1922.



En Dar Quebdani junto al general Ricardo Burguete y Lana (con prismáticos), alto comisario de España en Marruecos, 29-7-1922.





Junto a los generales Burguete y Jordana (hacia 1922)



Con El Raisuni tras su rendición en 1922. 



Junto a Luis Silvela y el Gran Visir de Tetuán, 4-3-1923


Con el rey en Annual en 1926



Con el alto comisario Sanjurjo. Ainsoren 23-6-1926.



Con Emilio Mola en 1927 


Con el mítico guardameta Ricardo Zamora en Melilla, año 1927. Zamora era un mocetón de 184 centímetros de altura.

Junto a la Reina Victoria Eugenia de visita en Melilla en 1927


Con el rey Alfonso XIII en 1928. Castro Girona aparece a la derecha del grupo.



Con Primo de Rivera en 1928. 



Con Hachiro Arita, ministro de Exteriores japonés en Tokio, año 1940. 






Por Inmaculada Hernández Castro Girona y Marcial de Castro Sánchez





            ADDENDA


Tras leer esta última entrada de nuestro blog, don José Luis Castro-Girona Martínez, bisnieto del teniente general, nos manda entre otros materiales las dos siguientes fotos. Gentileza que queremos agradecer:



Vestido de uniforme de gala








Certificado de condecoraciones obtenidas


18 de septiembre de 2018

A Tiro de Piedra: El Canal de Santiago





La gran ruta artificial de agua que atraviesa 200 kilómetros por Palencia, Burgos y Valladolid ofrece el primer tramo del camino jacobeo en barco. Sus defensores sueñan con un resurgir similar al de las peregrinaciones a Compostela


La lucha entre los que defendían la razón y los adictos a la fe ha sembrado la historia del país de guerras y atraso. Hoy, esos caminos de la fe y la razón se unen y conviven en un pequeño pueblo de la Tierra de Campos palentina: Frómista. Allí se cruzan el Camino de Santiago y el Canal de Castilla. Un poste señalizado pone cifras a las distancias. Jerusalén, 4.478 kms. Roma, 1.587 kms. Santiago, 424 kms. También pasa por allí la Ruta Lebaniega: Santo Toribio de Liébana, 157 kms.

El Canal de Castilla fue «la epopeya civil más importante de la historia española», insiste el escritor y viajero Raúl Guerra Garrido, autor de 'Castilla en Canal', considerada la 'biblia' que mejor describe este surco de agua de 207 kilómetros que hace más de 250 años soñó con unir la Meseta con el puerto de Santander. Abandonado a su suerte durante décadas, este surco artificial de agua sobre un océano de cereal se mira en el espejo del Camino de Santiago.

La leyenda dice que Santiago el Mayor llegó a las costas gallegas en una barca sin timón desde Palestina. Pero su mito ha creado una realidad social y económica que riega de riqueza con el gota a gota de sus peregrinos por donde quiera que pasa. Tres provincias (Palencia, Burgos y Valladolid) y decenas de pueblos del interior sueñan con convertir el museo industrial y paisajístico que es esa vía de agua en algo parecido.

Y, si Santiago llegó en barca, tiene su lógica que los peregrinos puedan hacer algún tramo de su camino hasta Compostela por agua. Esa posibilidad existe desde hace un mes en Frómista. El 'Juan de Homar', uno de los cuatro barcos que recorren tramos del Canal, sale de esta villa y detiene su marcha en un pantalán en Boadilla del Camino.

De momento, son apenas 3,5 kilómetros de ahorro para que descansen las piernas del duro bregar. Tras el embarque de subida desde Frómista, en lontananza se divisa la hilera de peregrinos que van llegando a los márgenes de la vía acuática. Muchos van tan concentrados en su esfuerzo, con tantas jornadas y kilómetros en la mochila, que ni reparan en el barco.

No es el caso de Teresa Jaraquemada. «Esta es una oportunidad única ¡Vamos para adentro!», empuja a Juan, otro caminante al que ha conocido de forma casual en su ruta. Otros dos compañeros prefieren seguir a pie. Teresa es una adicta del peregrinaje. «Es mi sexto Camino, siempre por rutas distintas. Esta vez vengo de Somport (Pirineo aragonés)», explica mientras el patrón del barco, Juan Carlos Urdiales, les sella la credencial. Juan agradace el cambio de método de locomoción. «Arrastro una tendinitis en una pierna y no sé si llegaré a Santiago», explica este veterano navarro.

Durante la hora escasa de periplo acuático, ambos charlan con el resto del pasaje, con mayoría de turistas ocasionales, que han acudido al reclamo de la incipiente promoción de este cruce de caminos en toda la extensión de la palabra. Los más dicharacheros son Jesús Mari 'Carpo', Sergio y Purificación, tres riojanos que se han acercado atraidos por la faraónica obra que ideó un paisano suyo, Zenón de Somodevilla, marqués de la Ensenada, consejero de Estado de Fernando VI, el rey que encargó unas obras que se iniciaron en 1753 y se prolongaron un siglo. Cuando el barco atraca de vuelta en Frómista, Teresa y Juan llegan a la par que sus otros dos compañeros. Todos se quedarán en uno de los cinco albergues de peregrinos que oferta esta pequeña localidad (poco más de 800 habitantes).

En el mes que lleva operativo el 'Juan de Homar', un barco de 38 plazas y «cero emisiones porque es todo eléctrico», aclara su otro tripulante, Jesús Santamaría, más de 3.000 personas se han subido a este viaje por el cruce de caminos de la vida y las creencias.

Aunque la promoción todavía no ha surtido los efectos deseados. Apenas un centenar de usuarios eran peregrinos a Santiago. «Siempre ha sido ajeno el Camino al Canal –lamenta el alcalde de Frómista, Fernando Díez Mediavilla–. Hay peregrinos que no lo usan porque creen que es hacer un poco de trampa. Queremos hablar con las diócesis para que les convenzan de que no es así».

                      


Apunto de cumplirse seis décadas (1959) desde que la mayor obra de ingeniería de la Ilustración española fue definitivamente cerrada, su recuperación parece un empeño tan lento como lo fue su construcción. El desuso durante décadas casi ocultó esta cicatriz en forma de Y griega que parte de Medina de Rioseco y Valladolid y se detiene en Alar del Rey, al pie de las faldas cántabras.

«A la gente le hablabas del Canal de Castilla y pensaba que era de riego. Para mí es una ría artificial, que es como le llamamos todos los que hemos crecido en sus márgenes». Araceli González gestiona Adeco-Canal de Castilla, asociación pionera en la defensa y recuperación de su patrimonio. Recuerda los principios hace casi un cuarto de siglo. «En 1994 logramos fondos europeos y empezamos adecuando los caminos de sirga que lo recorren. Había tramos en los que ni se veía su trazado».

Poco a poco el increíble entramado de esclusas, compuertas, molinos y dársenas fue viendo la luz y las administraciones castellanas empezaron a implicarse en su recuperación. En 1998 llegaron las primeras barquitas. Similares a esas que se ofertan en el estanque del Retiro madrileño. «Las trajimos desde el Canal du Midi francés, ejemplo del papel crucial que puede tener una vía de agua en el entorno. Logramos poner fin a 40 años de prohibición», recuerda González.

En la Casa del Esclusero de Frómista una cámara recuenta el paso de visitantes. «Superamos los 150.000 al año. Los peregrinos son la tercera parte», resume su alcalde. En Alar del Rey (Palencia) y Medina de Rioseco (Valladolid), dos de los extremos de este río artificial, las cifras superan las 50.000 visitas anuales para disfrutar de su oferta de actividades acuáticas de todo tipo. La falta de una institución única que gestione el Canal impide conocer su incidencia en la vida real de las docenas de pueblos por los que pasa. Pero los cálculos más modestos elevan por encima del medio millón anual las personas que se acercan a sus márgenes. «Antes nos llegaban visitas con las agencias turísticas. Ahora todo es por goteo... parecido a como empezó el Camino de Santiago», resume entre la realidad y el deseo el responsable del Museo del Canal de Castilla (Villaumbrales), Roberto Carreras.

Y, sin embargo, «sigue siendo un gran desconocido», lamenta el alcalde de Medina de Rioseco, David Esteban, que presume de conocer bien las dos rutas. Las ha hecho a pie y en bicicleta. «Recuerdo cuando recorrí el Canal con Perico Delgado. Luego lo incluyó en su libro sobre las mejores rutas familiares para hacer pedaleando», rememora.

Esteban es otro de los impulsores de la que algún día puede concretarse en la credencial del canalero, el carné de viaje que valide al que haya cruzado sus 207 kilómetros a pie, a caballo, sobre dos ruedas o por el agua. En www.canaldecastilla.org se ofrecen las rutas con todo tipo de detalles.

El Parlamento Europeo ha elegido a Medina de Rioseco como una de las cuatro Ciudades Europeas de la Navidad 2018. Su impresionante dársena y sus márgenes, con su harinera museo de San Antonio, han jugado un papel decisivo. También el sorteo de la ONCE del 5 de enero llevará una imagen del Canal de Castilla. Los Reyes Magos llegarán este año a la ciudad que durante un siglo soñó con ser un puerto. Y en todo el recorrido de esta ambiciosa obra de ingeniería esperan que los Magos de Oriente vengan cargados de futuro. Y, si no, que un cuponazo haga justicia al único río artificial de la Península.




Fuente: www.ideal.es

ANTONIO CORBILLÓNLunes, 17 septiembre 2018,

Descarga la guía completa del Canal de Castilla, AQUI.


1 de septiembre de 2018

Inma Hernandez Castro Girona: Parada en Tierra de Campos






Queridos autillanos;

Siempre que escuché en casa nombrar a Autillo de Campos fue como lugar de origen y de referencia de mi bisabuelo Alberto Castro Girona.

Fue el pasado mes de julio cuando por fin, después de varios meses siguiendo en paralelo su historia y vuestro blog, me decidí por pasar unos días de vacaciones lejos de mis rutas habituales, incluyendo vuestro pueblo como parada obligada en mi recorrido por Castilla León.

Propuse la idea a mi gran amiga Raquel que la aceptó sin dudarlo. Ahora las dos pensamos que fue todo un acierto.

Preciosa tierra, increíbles pueblos y ciudades, llenos de buena gente.

Enseguida Marcial, muy amablemente desde Granada, me puso en la pista de vuestro alcalde y con la ayuda de Marga pude localizarle. No hicieron falta más de cinco minutos de charla con Ángel para tener acordado día y hora para encontrarnos.

En torno a ese día planificamos nuestras vacaciones, esa era la cita ineludible, lo demás tendría que adaptarse y allá que nos fuimos.

Desde Ampudia y pasando antes por Fuentes de Nava, con la parada de rigor en la avenida“más chula” de Palencia, enseguida vimos la estampa de Autillo y no nos resistimos a inmortalizarla, ¡qué bonita vista en medio de ese campo infinito………..!







No tardamos nada en encontrar a Ángel que rápidamente se puso manos a la obra, para enseñarnos Autillo y presentarnos a todos los vecinos que estaban en la plaza y a todos los que poco a poco fueron apareciendo.

A la Señora Dolores no nos la encontramos, la fuimos a buscar a su casa y en cuanto su hija Carmen le avisó, ella apareció rápidamente a saludarnos, alegre, cariñosa y llena de energía.


                                    

Su abuelo Gregorio fue un gran amigo de Castro Girona y en esa misma casa compartieron historias, charlas y vivencias, manteniendo su amistad a través de los años, que cómo sería que ha llegado hasta hoy, cuando es Dolores quien me lo cuenta después de tanto tanto tiempo…..

No podíamos entretenernos más, Dolores debía abrir la iglesia para la misa y antes Ángel y ella nos querían enseñar el templo imponente con todos sus tesoros y curiosidades custodiados con tanto cariño.

Tras el paso indispensable por el bar de Autillo tuvimos la oportunidad de conocer a Julio, a Jesús y Sonia, que nos acompañaron el resto de la visita con sus paradas obligadas, que nos permitieron conocer la importancia de Autillo en la historia de Castilla y cómo gracias al empeño de sus vecinos esa historia se mantiene viva y se da a conocer.

Con ellos también recorrimos las calles del pueblo y Jesús y Sonia generosamente, nos abrieron las puertas de su casa, la misma en donde estuvo la del general y cuya calle, hoy de La Ronda, llevó un día su nombre.


             
Por unos minutos pude imaginar cómo el tiempo retrocedía y me acercaba a mis familiares, a mi bisabuelo, a su padre Leonardo y a sus abuelos Rita y Leonardo, todos ellos autillanos que probablemente estuvieron es ese mismo lugar hace casi dos siglos.

Ahora entiendo mejor el cariño del general por este pueblo, que aquí encontrara su hogar, su gente y que a Autillo retornara siempre para descansar y sentirse como uno más entre sus paisanos.

Gracias a todos por este regalo, por vuestra memoria, vuestro tiempo y simpatía. Me llevo un pedazo de Autillo conmigo.





Espero volver a veros allí o en Zaragoza, la Pilarica y yo os esperaremos siempre con los brazos abiertos.


Hasta siempre.



Inma Hernández Castro-Girona
Julio 2018


23 de agosto de 2018

La II República en Autillo según sus actas municipales





En mayo de 2018 tuve la ocasión de consultar brevemente el Archivo Municipal de Autillo para realizar el artículo sobre la alcaldesa doña Leopolda Cano (Pincha aquí). De forma muy apresurada tuve tiempo de digitalizar las actas municipales de los años más significativos de la II República, pero me fue imposible completar este período de estudio. Quizás en un futuro lo podamos acabar de perfilar.

Las actas no reflejan las tensiones del momento ni el apasionamiento que se debió vivir en las discusiones de los plenos. Los secretarios municipales, con su profesionalidad, se limitaban a trasladar al papel las decisiones tomadas, obviando cualquier tensión personal o política. Incluso el forzoso relevo municipal que supuso la llegada de la Guerra Civil, parece que fue un pacífico acuerdo entre caballeros más que fruto de la imposición. Es inútil por tanto buscar en dichas actas más que acuerdos y poco más.

1930

Marzo: alcalde Mariano Tejerina Muñoz, y el secretario era don Fulgencio Vega Urbón.

Mayo: se oferta en el Boletín Provincial la plaza vacante por fallecimiento de "inspector de carnes e higiene y sanidad pecuniaria (veterinario)". La condición es que residiese en el pueblo y el sueldo sería de 600 pesetas anuales pagados trimestralmente.

Se estiman en 5.151 pesetas anuales los ingresos municipales en concepto de arrendamiento de pastos para el ganado. Se fija lo que corresponde pagar a cada caballería de trabajo lo que equivale a tres de lanar. La caballería mayor de huelga contribuiría como 10 cabezas lanares. Cada vaca de leche y de huelga equivaldrían a 10 de ganado lanar, y cada caballería menor equivaldría a una de lanar.

Se trató también el caso de un tapia que daba a la calle Lagunillas que amenazaba ruina, y se pidió una valoración ocular a los albañiles Teodoro Higelmo y Florencio Castillo.

12 de junio: se queja el ayuntamiento de un reciente real decreto que pretendía resolver el problema triguero, y que lo que había conseguido fue descender el precio del trigo debido a la "supresión de la tasa", para favorecer con ello a "otras regiones más mimadas y más exigentes que la nuestra, con ello se nos niega hasta el más sagrado de los derechos como lo es el de vivir". Se queja el ayuntamiento de que mientras a otras regiones se les concede el derecho a reunirse y cuestionar incluso el sistema del Estado, se le prohíbe ese derecho de reunión a los castellanos. Por ello el ayuntamiento de Autillo protesta "con el mayor respeto, pero con la energía y valentía necesaria y con la nobleza obligada y característica en los hijos de esta hidalga tierra castellana (...), por tanto no podemos seguir prestando nuestra humilde y leal cooperación a un gobierno que en forma tan despiadadamente nos trata y que nos ha proporcionado la ruina completa. Ello sería cobarde y suicida, y consiguientemente renunciamos nuestros cargos de concejales de este Ayuntamiento presentando la dimisión de ellos con carácter irrevocable, para así poder dedicar todo el tiempo y todas nuestras energías a defender el pan de nuestros hijos".

Esta es una queja constante desde el siglo XIX y que enfrenta los intereses opuestos de una Castilla cerealícola y una Cataluña industrial. A los catalanes les interesaba suprimir los aranceles sobre el trigo procedentes del extranjero para abaratar el pan, pero exigían del gobierno políticas proteccionistas a sus productos, fundamentalmente textiles, que obligarían al resto de españoles a comprar sus manufacturas más caras que si proveniesen del extranjero. Complacer los intereses de ambas regiones era totalmente imposible, de ahí la enconada rivalidad entre ambas regiones que se aprecia en las quejas de los concejales autillanos.

La dimisión no debió tener ningún efecto real porque el 23 de junio se volvió a reunir el consistorio para nombrar en el cargo de veterinario al único candidato que se presentó, don Pedro Aparicio Martín, licenciado por Madrid y que ya había ejercido en Villoldo y Autilla del Pino. En julio se dio orden de arreglar 450 metros lineales de las calles Poca Paz, calle del Medio y Tres Cantones, y desde el corro de San Pedro hasta la Puerta Nueva. Para ello se utilizarían 250 metros cúbicos de piedra machacada de la cantera de Ampudia a 14 pesetas el metro. El presupuesto se estimó en 5.100 pesetas el 27 de noviembre de ese año.

1931

14 febrero: se acuerda abonar 150 pesetas por el sacrifico aproximado de 70 reses de cerda durante el año. El Ayuntamiento cobraba dos pesetas por derechos de sacrificio de cada una de esas reses.

15 de marzo: se dice que no compareció al tallaje el mozo Benito Alonso Cermeño, hijo de Pablo y Damiana. Dada su condición de prófugo se le cargarán todos los gastos que ocasione su captura. El Ayuntamiento recibe el Real Decreto de 10 de marzo de renovación total de los ayuntamientos y diputaciones provinciales, de acuerdo al artículo 35 del 2 de octubre de 1877, le corresponde elegir al pueblo 7 concejales por sus 516 habitantes de derecho. Se da de plazo cinco días para que los autillanos puedan interponer alguna reclamación al censo de 1929. Firman el penúltimo acta de la monarquía de Alfonso XIII: Mariano Tejerina (alcalde); Cesáreo Ruiz (?), Eugenio Liébana, Pablo Bueno, Rafael Fernández, Macario Gutiérrez, Valentín Tejerina, Saturnino Asensio y como secretario del Ayuntamiento Fulgencio Vega Urbón. La última sesión fue el 12 de abrildonde se acordó abonar la última parte de 50 metros cúbicos de piedra que no se pudieron pagar al contratista, Juan Abarquero, puesto que no se habían podido poner en el reparo de las calles a causa de las inclemencias del tiempo.

14 de abril: fueron electos concejales: Diodoro Vega Mijares (alcalde por unanimidad, Partido Nacional Agrario), Bernardo Santos Castro (partido Conservador Agrario), Macario Tejerina Martín, Bonifacio Herrador Castillo, Benito Gutiérrez Santiago (ausente este día), Publio Castellanos Melero y Adolfo Asensio Martín. Las comisiones que se repartieron entre dichos concejales fueron: Comisión de Presupuestos y Cuentas Municipales; la de Policía Urbana y Rural, la de Sanidad e Higiene y Salubridad Pública; la de Fomento; la de Amillaramiento, Junta Provincial y Repartimiento y la de Instrucción Pública y Cultura. Todo ello de acuerdo a la ley municipal de 1877.

3 de mayo: No se toma ninguna decisión importante hasta este día, al quedar vacante la plaza de Recaudador de Impuestos y Arbitrios Municipales. Se le daría un 2% de lo recaudado a quien aspire a este puesto. Se presentaron tres candidatos y se eligió a don Vicente Castro Vargas para dicho cargo municipal por un año.

17 de mayo. Se acuerda sustituir como depositario de los fondos del Ayuntamiento a don Gregorio Castellano, por haberlo ostentado su cargo durante dos años, y se acuerda retribuir a quien lo sustituya con 100 pesetas anuales, con la obligación de ir a Palencia trimestralmente para realizar los pagos forzosos municipales, pero sin cobrar por su locomoción a la capital.

31 de mayo. El único candidato al cargo de depositario fue don Mariano Tejerina, por lo que el concejal Benito Gutiérrez Santiago se ofreció a realizar el mismo trabajo gratis, a condición de que se le abonasen las 10 pesetas habituales de desplazamiento a Palencia. Fue elegido por unanimidad. Se acordó además emplear 20 metros cúbicos de piedra sobrante de anteriores reparaciones para el arreglo de la calle de Los Lienzos, por ser la que más necesitaba estaba de tales reparaciones. Se acordó comprar una bandera nacional republicana para que ondease en los días de fiesta nacional. Las telas importaron 28 pesetas con 25 céntimos .

12 de julio. Se hace constar que hay leyes de carácter social promovidas por el Gobierno de la República, sobre todo en lo referente al retiro obrero forzoso, y que no se están cumpliendo por las corporaciones municipales, lo que ha suscitado varias quejas al respecto, y se recuerda que son de obligado cumplimiento.

26 de julio. No asiste ningún concejal al pleno, algo habitual en esta época del año donde se realiza la siega.

1932

20 de marzo. Se aprueba una lista de 20 personas que son declaradas pobres y por tanto se le concederá asistencia gratuita médico-farmacéutica.

1933

10 de mayo. Se nombra alcalde por unanimidad a don Macario Gutiérrez Santiago tras las elecciones del 23 de abril pasado, en sustitución de doña Leopolda Cano. Fueron electos concejales: José Liébana Lesmes, Eleuterio Martín Caballero, Teódulo Tejerina Asensio, Isaac Martín Escobar, Tomás Fernández Urbón y Félix Herrador Castillo, todos del Partido Republicano Agrario.

14 de mayo. Por estos años ya aparece como técnico de Sanidad del Ayuntamiento el médico don Marcelino Estébanez de Cea y el veterinario don Pedro Aparicio Martín.

28 de mayo. Se acuerda colocar cuatro tubos de cemento colocados a la parte de atrás de la torre para dar salida a las aguas sobrantes de la fuente y contribuir así a la salubridad pública. Se acuerda gratificar al guardia jurado con un 50% de los ingresos procedente de las multas que cobre.

1936

5 de marzo. alcalde Macario Gutiérrez Santiago. Se intenta dar una solución al problema del paro obrero en el pueblo. El alcalde asegura haber pactado un acuerdo con los patronos agrarios locales, y propone subir el Impuesto sobre la Contribución Rústica un 10% y otro 5% sobre la Contribución especial. La recaudación se haría por medio de un reparto especial.

8 de marzo. Se aprueban unas gratificaciones de 5 pesetas a dos mozos de quintas llamados a filas ese año. Más otras 10 pesetas al tallador de mozos del año 1935 y 1936.

15 de marzo. Se aprueban varios viajes del alcalde a Palencia para tratar con el gobernador civil el asunto del orden público durante las elecciones a diputados y las causas y soluciones al problema del paro obrero en la villa.

24 de marzo. Se acuerda que el jornal hasta las faenas de la recolección sea de 4 pesetas y de 3,5 pesetas tras dichas faenas. Para las labores de levantar arroyos se fija el jornal en 4 pesetas.

29 de marzo. Se aprueba un gasto de 290 pesetas por cuatro pupitres para la escuela de niñas. Se aprueban tres jornales por arreglos de calles.

5 de abril. Elecciones municipales en Autillo.

7 de abril. Se aprueban, entre otros, los gastos en refrescos y dulzaina de 67,60 pesetas de las fiestas de santa Ana, santa Anilla y Santa Eufemia de los años 1934 y 1935, abonadas a Florencio Castillo. Más otras 29,75 céntimos por arreglos en la fuente pública. Más 13,30 pesetas al mismo por refrescos el día de la talla de mozos. Más 47,50 pesetas por una comida a los que asistieron a la mesa electoral el día de las elecciones generales. Más 40 pesetas por el alquiler del vehículo que usó el delegado gubernativo para arreglar el conflicto obrero del pasado mes de marzo. Se concede al secretario del Ayuntamiento, Teodomiro del Campo Fernández, una gratificación de 150 pesetas por sus relevantes servicios prestados a esta corporación. Más 10 pesetas a Gaudencio Martínez González por llevar oficios y telegramas electorales urgentes a Frechilla y Fuentes de Nava.

26 de abril. Elecciones de compromisarios para elegir al Presidente de la República que sustituyeron a Niceto Alcalá Zamora por el candidato del Frente Popular Manuel Azaña Díaz.

3 de mayo. Se insta a la empresa de suministro eléctrico de la villa, "Calderón Polanco" a que repare de forma rápida el tendido eléctrico del pueblo, por hallarse a oscuras gran parte de las calles.

10 de mayo. Se pagan 20 pesetas a un conductor de Villarramiel por conducir fuerza pública a Autillo durante las elecciones a Cortes. Y otras 15 pesetas por el mismo motivo a un vecino de Frechilla. Más 20 pesetas para material y librería para la escuela. "Como siempre" se contrata a don Raimundo Sánchez e hijos, vecinos de Palacios de Campos (Valladolid), por amenizar la fiestas de santa Ana y el gasto es de 125 pesetas. Más 100 pesetas a Diodoro Higelmo Alonso por arreglos en fachada y cornisa del Ayuntamiento.

16 de mayo. Reunión de la comisión gestora de la villa por orden del gobernador el día anterior. Comparecieron don Agustín Castro Martínez [nuevo alcalde y natural de Guaza], don Benito Gutiérrez Santiago, don Vidal Neira Curieses, don Vicente González Alonso y don Santiago Regalgo Herrador.

17 mayo. Se acuerda ampliar en un día la fiesta de santa Eufemia para que sean dos los días festivos. Se sigue respetando los dos días festivos de santa Ana con su tradicional refresco.

24 de mayo. Se advierte de la necesidad de derribar dos paredes de dos diferentes dueños y que amenazan ruina. Se informa de las labores de alineamiento de la calle del Otero. Se advierte de los abusos de vecinos que hacen zanjas y arroyos en fincas colindantes a los prados municipales, y que hacen disminuir su tamaño a favor de las fincas de los particulares. Se acuerda dar trabajo a los obreros en paro, allanando plazas y calles para su buen estado durante las próximas fiestas de santa Ana. Se sube a 11 pesetas, de las 10 anteriores, las dietas para viajes oficiales a Palencia.

7 de junio. Se actualiza la lista de personas pobres que disfrutarán de asistencia médico-farmacéutica gratuita a cargo del Ayuntamiento. Se baja la lista anterior de 20 personas en 1932 a 15 en 1936.

14 de junio. Se manda medir la superficie afectada por el alineamiento de la calle del Otero. Se acuerda estudiar la posibilidad de pedir dinero prestado a la Diputación Provincial para el saneamiento de las lagunas cercanas al pueblo, ya que son fuente de paludismo, y aliviar de paso el problema del paro obrero.

21 de junio. Se informa de que tras la reunión con la Diputación provincial, ésta acuerda abonar el 15% de las obras de saneamiento de las lagunas en caso de producirse tales obras. Se recibe una instancia del presidente y secretario de la Sociedad de Trabajadores de la Tierra y Oficios Varios, donde se pide terreno sobrante municipal para edificar su domicilio social. Solicitan 100 metros cuadrados en la calle de la Ronda, linderos con el pajar de Segunda Urbón y otra propiedad de Manuel Cermeño.

28 de junio. El secretario-interventor informa de la necesidad de cobro de impuestos pendientes aún no satisfechos, para que el Ayuntamiento pueda hacerse cargo de las apremiantes necesidades del Consistorio. Doña Segunda Urbón Martín acude al Ayuntamiento para decir que en caso de que resultase terreno municipal sobrante, o parte de él, frente a su casa y pajar, este terreno debería de ser de su propiedad en la calle del general Castro Girona.

5 de julio. Se acuerda nombrar al recaudador de impuestos del año 1926 con un salario del 4% de lo recaudado. Se acuerda arreglar pasos, caminos y calles que están en mal estado, especialmente durante la época de verano.

12 de julio. El secretario pide licencia de un mes para contraer matrimonio. En ese tiempo sería sustituido por el secretario de Frechilla. Sería efectiva la licencia a partir del día 18 del mes de julio.

22 de julio. Acto de reposición del Ayuntamiento anterior. En virtud de un escrito del nuevo gobernador civil se repone como alcalde a don Macario Gutiérrez Santiago. Don Agustín Castro entregó la vara de alcalde sin protesta ni reserva alguna, incluso firmó el acta de su destitución. Continúan en el cargo los mismos concejales electos del día 16 de mayo.

26 de julio. Se expresa la enorme alegría que supone el Alzamiento Nacional. Se acuerda abrir de inmediato una suscripción en metálico para sufragar los gastos de la reciente sublevación militar, y que se entregará al gobernador civil militar de la provincia. El ayuntamiento encabezará la suscripción popular con 100 pesetas.

16 de agosto. Se aclara que no se celebraron las sesiones del día 2 ni del 9 de agosto por estar todos ocupados en las labores de la cosecha. Renuncia a su cargo el veterinario de Autillo y Abarca, don Pedro Aparicio Matía para ocupar su cargo en Jarandilla de la Vera (Cáceres). Mientras tanto le sustituiría el veterinario de Fuentes. Tampoco se celebró la sesión del 23 de agosto por estar todos en las faenas del campo.



Agradecimientos a los señores alcalde y secretario del Ayuntamiento de Autillo de Campos por las facilidades prestadas para poder consultar la documentación municipal.



Por Marcial de Castro.


15 de julio de 2018

Tres sellos municipales de Autillo: el monárquico de la época de Alfonso XIII, el republicano y el primer sello de la época franquista




Sello franquista

Sello monárquico

Sello republicano



El monárquico de la época de Alfonso XIII aparece con la corona real tradicional española. El republicano con la corona mural y el franquista con el águila de san Juan. En nueve años el Ayuntamiento tuvo que cambiar tres veces de sello municipal en consecuencia con los cambios del régimen político imperante.





Por Marcial de Castro.


4 de julio de 2018

AutiFlash: Leopolda Cano Fernández, una de las primeras alcaldesas de España y alcaldesa de Autillo en 1930





Primera firma de Leopolda Cano, como presidenta de la Comisión Gestora



Cuando creíamos que era muy difícil hallar otro personaje histórico que nos sorprendiera en la Historia de Autillo de Campos, doña Teodora Asensio me puso en la pista de Leopolda Cano Fernández, una de las primera alcaldesas en la Historia de España. Doña Teodora Asensio la recuerda precisamente porque fue su maestra de escuela.



Leopolda Cano era natural de Cervatos de la Cueza, hija de Rafael y Ciriaca. Su nombramiento como alcaldesa de Autillo fue accidental. Por ley del 30 de diciembre de 1932, se disolvió el consistorio anterior presidido por Diodoro Vega Mijares (1875-1951) y se nombró una Comisión Gestora encargada del Ayuntamiento hasta la celebración de nuevas elecciones. La nueva ley cesaba en el cargo a aquellas corporaciones que hubiesen sido elegidas por el famoso "artículo 29", que establecía que no se celebrarían elecciones en aquellos pueblos donde se presentasen el mismo número de candidatos que el número de concejales, y ese fue el caso de Autillo.



La ley preveía que se debía formar una Comisión Gestora de tres miembros compuesta por el funcionario más joven del lugar, más un representante de los contribuyentes (propietarios) y otro de los trabajadores (obreros). Los otros dos miembros de la Comisión gestora, reunida el 27 de enero de 1933, fueron don Vicente Castro Vargas (1906-1985) (elegido por la Asociación Patronal Agrícola) y don Agustín Castro Martínez (representante de la Asociación Obrera, no natural del pueblo). En la primera votación entre ellos el resultado fue de un voto para Leopolda, otro para Agustín y otro en blanco. En el desempate, Leopolda obtuvo dos votos y Agustín (el representante obrero) solo uno. El voto de Vicente Vargas debió ser determinante por tanto en la elección de la nueva alcaldesa. Todos ellos acordaron que las sesiones municipales se celebrarían en adelante todos los domingos a las 11:00 horas.



En total Leopolda Cano presidió 11 sesiones municipales. Los problemas más importantes que tuvo que hacer frente durante su mandato fueron la angustiosa situación de los obreros parados forzosos, a los que había que dar jornales arreglando arroyos, la presa de Suso, allanando caminos como el de Peronda y el problema de la talla de mozos en edad militar. Uno de ellos, Mariano Cea San Pedro, nac. 1916) se declaró prófugo. También arregló las ventanas y balcones del Ayuntamiento, pues estaban en estado lamentable. Durante su mandato se recibió de correos un buzón de chapa para enviar las cartas, y que se colocó en el interior de la expendiduría de tabacos por ser un lugar céntrico del pueblo.

En su tercera sesión como alcaldesa conoció al nuevo secretario del Ayuntamiento, don Teodomiro del Campo Fernández, natural de Cisneros, hijo de Teófilo y Benita, con quien después se casó y tuvo un hijo en Autillo, Francisco Javier, en 1942.

Leopolda Cano realizó en total 4 viajes a Palencia durante su mandato y se le abonaron sus correspondientes dietas. Las nuevas elecciones se celebraron el 23 de abril en las escuelas contiguas al Ayuntamiento.

Los comicios municipales dieron como resultado un contundente triunfo del Partido Republicano Agrario, y elegido como nuevo alcalde don Macario Gutiérrez Santiago y como concejales: José Liébana Lesmes, Eleuterio Martín Caballero, Teódulo Tejerina Asensio, Isaac Martín Escobar, Ignacio Fernández Urbón y Félix Herrador Castillo.

El 12 de julio de 1936, justo una semana antes de estallar la Guerra Civil, Teodomiro del Campo Fernández, secretario del Ayuntamiento, solicitó un permiso de un mes de ausencia para contraer matrimonio con la intención de que el secretario del Ayuntamiento de Frechilla supliese su ausencia.

El caso de Leopolda Cano no fue único en España, por poner algún ejemplo, en la provincia de Zaragoza fueron elegidas ese año 16 maestras como alcaldesas. El mismo caso sucedió en Canarias con la primera mujer alcaldesa de dicho archipiélago, y se le ha dado una calle con su nombre y un homenaje municipal en el Sauzal (La Palma).

Tampoco fue la primera alcaldesa de la provincia de Palencia, pues ese honor le corresponde al parecer a Amparo Mata, regidora de Sotobañado en el año 1930. Aún así, nadie le quita el mérito de ser hasta ahora nuestra primera y única alcaldesa de Autillo y de las primeras de Palencia y aún de España.


  Primera firma de Leopolda Cano sobre la de Teodomiro del Campo, secretario del Ayuntamiento, quien años más tarde fuera su marido




Alcaldesas maestras de Zaragoza





Por Marcial de Castro





27 de junio de 2018

AutiFlash: El Stonehenge autillano y una profecía





Una de las bonitas manías que tenemos algunos autillanos, es contemplar extasiados desde el puente el transcurso y puesta del sol a lo largo del año. En mayo y julio nos sirve como referencia el Cristo de Guaza. Aprovechamos el buen tiempo y el calor de la tarde a la puesta de sol, mientras trijoneamos quién va y quién viene en los últimos momentos del día, aún a riesgo cierto de volver a casa con las piernas llenas de picaduras, y es que todo placer tiene su precio.



Nuestro puente es uno de los sitios más maravillosos para contemplar los ciclos celestiales y solares. El Cristo de Guaza es nuestro Stonhenge de referencia. Además, pocas cosas hay más agradables que contemplar desde el puente las estrellas (especialmente las recuerdo antes de que la contaminación lumínica de los "atrases" del pueblo y la de los pueblos de alrededor, le hayan dado un tono lechoso a nuestra prístina y diáfana cúpula celeste que se ha perdido para siempre.



Desde mi casa de Granada calculé los días más o menos exactos en que el sol se pone justo detrás del Cristo de Guaza. Utilicé dos programas de fácil uso para hacer los cálculos: Starcalc 5.0 (bajado de Internet) y Google Earth. Gracias a ellos calculé primero el ángulo que hay entre el puente y el Cristo respecto al norte: 297º. 33 y después con Starcalc calculé, un poco a ojo, qué días del año se pone el sol en ese preciso ángulo. Según estos datos el sol se pondría justo encima del Cristo hacia el 19-20 de mayo y de vuelta hacia el 20 de julio.



El día 20 de mayo le pedí a Maruchi Corvo que me hiciese una foto de la puesta de sol desde su casa para comprobar la exactitud de mi cálculo. El resultado me sorprendió incluso a mí mismo. Mi predicción realizada desde el sillón de mi casa en Granada había sido casi exacta.

En las fotos adjuntas se puede comprobar cómo el sol en el solsticio de invierno se pone un poco a la derecha de Villarramiel y durante el solsticio de verano se pone un poco a la izquierda de Guaza. En los equinoccios de primavera y verano se pone justo en medio de ambos puntos extremos.

Puesto que nuestro puente es un lugar privilegiado para contemplar la bóveda celeste, siempre he soñado con que un experto con puntero láser, al más puro estilo Guerra de las Galaxias, nos dé una charla astronómica este verano (el coste sería cero euros, y a lo sumo una invitación en el bar). Y lo que sería aún más bonito para rizar el rizo, que Frechilla, Guaza etc. se sumen a la iniciativa de apagar las luces durante una hora para sincronizar las observaciones celestes, y que todos recuerden el cielo tal y como lo veíamos cuando éramos niños.

Seguro que parece una tontería, pero estoy absolutamente seguro de que algún día se llevará a cabo, aunque tenga que recurrir a eso que llaman la "profecía autocumplida". Señor alcalde, ahí tiene usted una buena idea para la semana cultural en verano, aunque desgraciadamente no pueda estar yo presente para ver un bonito sueño realizado.


Ángulo en grados del Cristo de Guaza respecto al puente de Autillo



Lugar donde se pone el sol durante el solsticio de invierno 



Lugar por donde se pone el sol en el solsticio de verano




Lugar donde se pone el sol durante los equinoccios de primavera y otoño.



Por Marcial de Castro