20 de abril de 2017

Francisco del Nero y Amerigo Vespucci (Américo Vespucio)





Desgraciadamente no hay documento que los vincule de forma directa, pero todo indica que ambos se pudieron conocer en Sevilla en la época del descubrimiento de América.

Ya hemos dicho que Francisco del Nero, antepasado de los Castros autillanos, tuvo tratos comerciales con Gianotto (Juanoto) Berardi, banquero que apoyó financieramente a Colón con los 500.000 maravedís que tuvo que poner de su parte para armar las tres carabelas que lo llevaron a América. Este Berardi, nacido en Florencia en 1457, era tratante de esclavos en Sevilla por aquellos años del descubrimiento. En 1489 prestó 60.000 maravedís a los RRCC para la toma de Baza. Ya hemos visto anteriormente que nuestro Francisco del Nero, y otros dos comerciantes vallisoletanos más, prestaron 530.000 maraverdís para la toma de Granada.

En 1488 nos aparece el nombre de Francisco del Nero en una letra de cambio ante Jaume Salvador, notario valenciano, que se conserva en el archivo del Reino de Valencia, donde Girolamo (Jerónimo) Rufaldi (posterior albacea testamentario de Berardi junto con Vespucio en 1495) ejerce de tomador, y Francisco y su hermano Nicola de librados y beneficiados.

Juanoto Berardi prestó dinero en 1492 a Alonso Fernández de Lugo para la conquista de la isla canaria de La Palma. Sabemos por un diccionario de italianos Ilustres que Francisco del Nero fue "corretore" comercial con las Islas Canarias y quizás colaborase de alguna forma con Berardi.

En este mismo año de 1492, y ante el citado notario, Berardi hace de tomador y librador en una letra de cambio, por orden de Andrea Quaratesi, y los hermanos del Nero son los librados, mientras el esclavista Cesare de Barzi aparece como beneficiario.

El 15 de dciembre de 1495 Juanoto Berardi hace testamento en Sevilla ante el escribano Bartolomé Sánchez de Porras. En su testamento Berardi se queja de que su trato comercial con Cristóbal Colón le ha llevado a la ruina, y que éste aún le debe 180.000 maravedís: "...pocos más o menos, según por mis libros parecerá, y mas el servicio y trabajo que yo por su señoría [Cristóbal Colón] e por sus hermanos e hijos y negocios he hecho y trabajado tres años ha, con obra y voluntad y deseo en que he dejado, por le servir, mi trato y vivienda y perdido y gastado mi hacienda y de mis amigos y aún mi persona. Porque si de esta dolencia Nuestro Señor de este mundo me lleva, es de ocasión de los trabajos y fatigas que por servicio de su señoría he tomado, andando como he andado muchos caminos y sufriendo muchos afanes(...) Digo ante vos, que suplico y pido por merced al dicho señor almirante, que le plega pagar a Jerónimo Rufaldi y a Amérigo Vespuchi, mis albaceas, la dicha suma que así se me debe...". Unas líneas más abajo del citado testamento dice que con ese dinero se pague una deuda que tenía con César Ibarci (el César de Barzi, esclavista, que tuvo relación con los del Nero).

Por tanto, en el mismo documento de apenas dos folios, se relacionan los nombres de Berardi, Rufaldi y Barzi, con los que tuvo trato comercial nuestro Francisco del Nero. En mi opinión las probabilidades de que conociera nuestro antepasado a Américo Vespucio son prácticamente todas. Berardi, Vespucio y del Nero son los tres florentinos y los tres casi de la misma edad, Berardi nació en 1457, Vespucio en 1454 y del Nero en 1460. Los tratantes florentinos en Sevilla eran en número muchísimo más reducidos que los genoveses, por tanto al ser pocos en número, compatriotas y hombres de negocios, se debieron tratar entre ellos sin género de dudas. 


En el testamento de Berardi dice que Vespucio es su "factor", su administrador. Si del Nero tenía tratos con Berardi, lo lógico es que también tratase con la mano derecha de éste, su segundo, Américo Vespucio.



Por Marcial Castro Sánchez