22 de septiembre de 2013

Los primeros antepasados de sangre real de la familia Castro de Autillo de Campos




Tumba de Alfonso Enríquez, I rey de Portugal. Iglesia del Espíritu Santo, Coimbra (Portugal)


Ya hemos comentado anteriormente que la familia Castro de Autillo desciende a finales del siglo XV de los señores de Trigueros del Valle, y estos de Juan Alfonso Pimentel (I conde de Benavente de 1398 a 1420, y señor de Braganza y Vinhaes en Portugal) casado con Juana Téllez de Meneses. Este matrimonio era portugués de origen pero se tuvieron que exiliar a Castilla por el apoyo que brindaron a Enrique III de Castilla en su lucha contra los lusos. Su esposa pertenecía, como dijimos, a la familia Téllez de Meneses (Teles de Menezes en lengua portuguesa). Esta dama era descendiente de Alfonso Téllez de Meneses, II señor de Meneses y I señor de Alburquerque, que se casó con una bastarda del II rey de Portugal, Sancho I. Su nombre era Teresa Sánchez (1205-1230).


Por tanto, los primeros antepasados de sangre real de los que descienden los Castros de Autillo son los dos primeros reyes de Portugal: Alfonso Enríquez y Sancho I de Portugal. Ambos descansan en la iglesia del Espíritu Santo en Coimbra (ver fotos adjuntas).



El primer monarca castellano de los que descienden los Castros de Autillo es el rey Alfonso VI el Bravo, cuya tumba la podemos ver en el convento de las Benedictinas de Sahagún (León). El rey Alfonso tuvo una relación extramatrimonial con Jimena Muñoz (+1128), de la que nació Teresa de León, madre del primer rey portugués.


En la tumba de Jimena Muñoz se escribió el siguiente epitafio en latín:


" Quam deus a pena defendat dicta Semena Alphonsi vidui regis amica fui; Copia, forma, genus, dos morum, cultus amenus, Me regnatoris prostituere thoris, Me simul et Regem mortis persolvere legem. Fata coegerunt, que fera queque terunt Terdenis demptis super hec de mille ducentis, Quator eripies, que fuit era". 



Que traducido al español dice" Yo, llamada Jimena, presérveme Dios del castigo, fui amiga del rey Alfonso durante su viudez. La opulencia, la hermosura, la nobleza, las prendas, la amena cultura de los modales, me prostituyeron al tálamo del reinante...". Adjuntamos foto de la lápida que se conserva en el Museo Provincial de León.






Tumba de Sancho I de Portugal, II rey de Portugal. Iglesia del Espíritu Santo en Coimbra. El antepasado más cercano de sangre real de los Castros de Autillo



Detalle de la tumba de Sancho I, II rey de Portugal



Detalle de la tumba de Alfonso Enríquez, I rey de Portugal


Exterior del convento de Benedictinas en Sahagún (León)

Interior del convento de Benedictinas con la tumba de Alfosno VI



Lápida de Jimena Muñoz, amante de Alfonso VI